Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
HomeGastronomíaLa cocina de montaña, una experiencia gastronómica que aviva los sentidos

La cocina de montaña, una experiencia gastronómica que aviva los sentidos

Los Alpes Franceses -la cuna del alpinismo por excelencia y el lugar perfecto para practicar esquí-, es uno de los destinos preferidos de los viajeros por la belleza de sus paisajes, como la vista del Mont Blanc que domina todo el valle desde una de las más elevadas alturas que se pueden encontrar en Europa.

Pero algo que destaca por encima de todo es su gastronomía, que se caracteriza por platillos abundantes de ingredientes que refuerzan las energías y que aportan calor para enfrentar el invierno, especialmente para los deportistas. Las sopas, quesos y charcuterías son los protagonistas principales de la cocina de montaña.

El queso, es el ingrediente básico de buena parte de la gastronomía francesa y en la región de los Alpes no puede faltar. Algunas de las especialidades culinarias que se sirven en la montaña son: el Tartiflette, que se prepara con queso Beaufort, considerado el príncipe de los gruyères, o con Reblochon. El plato consiste en patatas asadas y cortadas en lonchas, con o trozos de tocino, mezclados con el queso y fundido al horno.

No se puede dejar de mencionar la famosa Fondue o Raclette, que aunque no es originaria de Suiza, este platillo fue adoptado por los franceses y se consume en todo el país. La peculiaridad de este plato es que incorpora una máquina especial que calienta el queso para derretirlo para mezclarlo con patatas y embutidos.

Le gratin dauphinois, es originario de los Alpes franceses, es un plato horneado de patatas gratinadas cortadas en finas rodajas y mezcladas con nata fresca o leche. Además, se le suele añadir mucho queso y setas.

Un plato emblemático de la cocina tradicional francesa y que no puede faltar, es la soupe à l’oignons (sopa de cebolla) que se prepara con trocitos de pan, caldo de carne y cebolla caramelizada. Otras especialidades son los embutidos, los guisos de cerdo, carne de caza y jamón, que aportan toda la energía que hace falta para explorar la región en buenas condiciones.  

En cuanto a las bebidas, los vinos franceses también son especiales, Francia es el primer país vinícola del mundo, tanto por producción como por su prestigio y su gran variedad abarca desde los blancos, tintos, rosados, dulces, afrutados, champagne y licores. Una de sus especialidades lo es el vino caliente perfumado con cítricos y especias, y el de Genepí, un licor que se obtiene de una combinación de plantas de la región, principalmente una con un aroma muy perfumado que le da su nombre, maceradas en alcohol de alto grado y suavizadas con azúcar y agua.

Con todo lo anterior, literalmente se antoja visitar los Alpes Franceses pues es un lugar perfecto también para unas vacaciones en familia.

La cadena hotelera Club Med, pioneros del concepto All Inclusive han desarrollado a lo largo de los años una excelente propuesta para visitar sus más de 15 resorts de nieve en los Alpes Franceses -sin limitarse simplemente a conocer, sino de vivir una gran experiencia al aprender y practicar más de 40 actividades de nieve; aprovechar sus clubes para niños y adolescentes, y la atención personalizada de sus reconocidos G.O’s®.

Club Med también brinda una gran oferta gastronómica auténtica y de alta cocina, a cargo de excelentes chefs – algunos con estrellas Michelin-, que tienen la pasión por satisfacer el gusto de todos sus comensales, combinados con finos vinos y una deliciosa selección de bebidas alcohólicas y no alcohólicas, todo como parte de su fórmula All Inclusive.

Para mayor información y reservaciones visite la página www.clubmed.com.mx o llame al 01 (800) 2582 – 633

Twitter: @clubmedMX Facebook: @clubmedmexico

Dimension Turistica ® - México - Conectando al Mundo.

 

 

 

 

 

Sr. Xavier Orizaga

 

Ayer, 28 de mayo de 2018, partió en su viaje final, un gran personaje de la industria turística, del periodismo, Xavier Orizaga, con “X”, XO.

Fue su madre, quien puso la semilla que años después despertara en él su interés por el periodismo de sociales, era ella quien cuando tan sólo era un niño, le leía las historias de la revista Hola! y le hablaba de las familias de abolengo, la realeza y las espectaculares fiestas que ellos hacían. Fue así como un día se convirtió en periodista de sociales y durante más de una década

Y quizá por ello fueron las grandes fiestas, el champagne, la buena mesa, las mujeres y los viajes sus grandes pasiones. Aunque también quien lo conoció de cerca, supo que detrás de su aparente mal carácter, su agrio sentido del humos y su modo quejumbroso, había un hombre que a su estilo buscaba ayudar siempre a quien podía.

Cuando en 1988 lanzó la primer edición de Dimensión Turística, él sabía que sería un éxito, pero nunca imaginó cuánta gente escribiría e iniciaría una carrera desde sus filas.

Su columna XO, sin duda siempre fue de las más las leídas, las estrellas de la industria tenían que estar ahí, siempre tenía la última noticia, el comentario mordaz, la historia que contar.

Y cómo olvidar el lanzamiento de Le Must XO, que lo llevaría a cumplir el sueño que alguna vez pudo tener al escuchar las historias de su madre… conocer grandes personalidades, artistas, embajadores, presidentes e incuso hasta la realeza, ya que por más de 5 años fue el único periodista mexicano invitado al “Baile de la Rosa” y al “Baile de la Cruz Roja” en el Principado de Mónaco.

Hay tantas historias que contar de él y seguramente, quienes estén leyendo estas líneas tendrán más de una que vendrá a su mente. Hoy hay que recordarlo como el maestro, el “Bon vivant”, el amigo, el periodista, el padre, el abuelo, que sin duda hoy parte dejando un legado y una gran ausencia. ¡Buen Viaje Xavier Orizaga, Mr. XO!